9 Pasos para la evolución personal

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Numerología evolutiva

Todos trabajamos con un infinito Poder. Elije tus pensamientos con cuidado. Eres una obra maestra de tu vida…

LA VERDAD

A quienes se preguntan todavía qué es la Numerología y qué conseguimos mediante ella, tengo que decirles que la Numerología no es “mágica”, no es una ciencia adivinatoria ni oculta. Es una ciencia cualitativa.

Adentrase un poco en la Física cuántica quizá ayude a entender esta relación de los números, con la energía de todo lo que somos y nos rodea, la energía del Universo.

Los números ayudan a medir todo lo que forma parte de este Universo que conocemos, y por lo tanto nos ayudan a medir la frecuencia con la que vibramos. No hay ninguna magia en ello, sino la capacidad de comprender que las vibraciones numerológicas nos acercan a la posibilidad de entrar en resonancia con la energía Universal, la misma que conforma el Sol, las estrellas, lo planetas, la Tierra, el agua y a nosotros mismos. Heinsenberg, el codescubridor de la mecánica cuántica, sostuvo que; “los átomos no son cosas, son “TENDENCIAS” (la materia no es estática ni predecible), y esas tendencias se miden en números, y esos números aportan las claves frecuenciales de nuestra propia interacción atómica

La Física cuántica ha sido estudiada desde siempre, quizá las civilizaciones antiguas o los indígenas de diferentes culturas lo han visto siempre como un aspecto natural y conectado con el Universo. Luego la ciencia ha querido darle una estructura sólida, de bases rígidas y estrictamente comprobables que llevaron a la física hacia un lugar de la razón y solo de la razón.

Por suerte, la apertura mental (y por qué no espiritual) de Einstein logró hacer una conjunción entre ciencia y espiritualidad, probablemente sin quererlo (o sí) mostrando que todo cuanto existe (cielo y Tierra) comparten los mismos elementos energéticos.

La evolución de la Física cuántica fue dando lugar así a la creencia de esta energía que trasciende lo material, que es impredecible y constante y nos acerca a lo que ya muchas civilizaciones antiguas sabían: somos Uno con el Todo. Es, podría decirse, la búsqueda científica del Alma, la religión Universal.

Y aquí es donde comienza a quedar claro el rol de la numerología como componente espiritual de esta religión cuántica. Los números miden, podría decirse, el efecto vibracional en nuestras vidas, efecto que provocamos consciente o inconscientemente (espiritualmente Karma, científicamente, actividad neuronal) y la manera de equilibrar, vibrar en empatía o resonancia con la frecuencia Universal y así alcanzar la fluidez energética necesaria para vivir plenamente.

A partir de ello, abordar la Numerología como un camino para la evolución personal es la clave del encuentro con nuestro yo esencial y divino.

9 pasos fundamentales, nueve claves frecuenciales y energéticas que evolucionan en cada Ciclo se convierten en la búsqueda de uno mismo, en la manifestación cotidiana que nos brinda el acceso al auto-conocimiento y la apertura a la escucha del ser trascendental que todos somos.

Aprender a escuchar y conectar con la energía fundamental Universal que aportan las frecuencias numerológicas es aprender a reconocer la propia sabiduría en la que todos nacemos, vivimos y morimos:

1: LA AUTOESTIMA

2: LA CONFIANZA

3: LA CREATIVIDAD

4. LA RAZÓN

5: LA LIBERTAD PERSONAL

6. EL AMOR

7. EL CONOCIMIENTO

8. LA MATERIALIZACIÓN

9. LA TRASCENDENCIA UNIVERSAL

“Existir para los fines de la naturaleza mecánica es absurdo. Utilizar de modo inteligente las radiaciones cósmicas de la vida, para multiplicar la capacidad de ser, objetivamente, más consciente, es el único sentido que tiene la existencia…”

Autora: Diana Karina Prevende, Numerología Intuitiva © – AlmaNumérica ©

Si querés conocer más sobre Numerología Intuitiva © y el poder de evolución que nos proponen las energías numerológicas, como creadora de esta herramienta, puedo ayudarte a interiorizarte a través del Taller Intensivo a distancia.

El desapego completa el Ciclo de 9 años y nos permite comenzar uno nuevo

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Numerología evolutiva

Las personas siempre se aferran a algo, sin embargo hay personas que eligen ese camino para conectarse con todo y con todos, y hacer de esto su modo de vivir.

Ya no sirve guardar cosas que probablemente ahora carezcan de significado – ropa, regalos, fotos – como trofeos de vida que en algún momento estuvieron conectados a nosotros por razones o circunstancias pero que ya han caducado. Y ese es el tema, la caducidad de todo en la vida, incluso de nosotros mismos, que se pone de manifiesto al final de cada Ciclo de 9 años.

El apego mantiene la ilusión de permanencia. Resistirnos a los cambios, negar la muerte es no aceptar que en algún momento, indefectiblemente, todo termina.

Todo aquello a lo que nos atamos en este mundo, cosas, ideas y personas, se convierte en un pesado lastre que mantiene nuestra conciencia anclada al ras del suelo y no nos permite ver más allá del horizonte.

 

Es justamente todo lo contrario, la seguridad de nuestra Identidad y de nuestra autoestima no la obtenemos con aquellas cosas a las que nos aferramos, sino cuando perdiéndolas entendemos que la seguridad está en nuestro propio Ser Interior.

Cuando las cosas ya no nos importan tanto, cuando nuestra identidad deja de estar incorporada a nuestras pertenencias, nos convertimos en dueños de nuestra libertad, y es lo que nos permite abrirnos a la Universalidad. Es el fin trascendental que debemos completar en cada Ciclo de 9 años para no vivir el siguiente como una carga, sino como nuestra evolución.

Karina Prevende

Numerología Humanista Evolutiva