Sentir. Pensar. Amar

Publicada en Publicada en Numerología evolutiva

sentirPensarAmar

¿Por qué sentimos cómo sentimos?

¿Por qué nos comunicamos como nos comunicamos?

¿Por qué amamos como amamos?

Sentimos, hablamos, pensamos, amamos y nos manifestamos según los aspectos enegéticos de la Tabla numerológica en nuestro mapa natal.

Sentimos según está ocupado el dígito 2. Hablamos según nuestro dígito 5. Y amamos según indica el dígito 6.

En nuestra tabla natal están las claves para entendernos y entender al otro. Para revisar qué debemos manifestar mejor, equilibrar y gestionar de modo que nuestro sentir, comunicar y amar sean  aspectos lo más plenos y positivos posibles, para nosotros y quienes nos rodean.

Sentimos en la medida de un dígito 2 equilibrado o no. Sentimos con esa energía lunar, materna y que refleja nuestra propia capacidad de confiar en nosotros y el en el otro. Un 2 ocupado en exceso nos indica un “sentir” algo insensible, más inclinado hacia el 1, quizá menos cooperador y diplomático, apático, distante y frío.  Un dígito 2 en carencia, es un sentir inseguro, falto de confianza, dependiente, aislado, incapaz de mostrar los sentimientos (por miedo). En cualquiera de los dos aspectos en desequilibrio habrá inconstancia y dualidad, dudas y falta de compromiso.

Pensamos y nos comunicamos en la medida de un dígito 5 equilibrado o no. Nos comunicamos de un modo flexible, abierto, libre y que refleja nuestra propia capacidad de desplegar una mente curiosa, aventurera, dispuesta al cambio.  Un 5 ocupado en exceso nos indica una comunicación superficial, descontrolada, impulsiva, y hasta violenta, una comunicación provocadora, casi abusiva. Un dígito 5 en carencia, es un modo de interactuar  reprimido, insatisfecho, rígido, con miedo a dejar entrar lo nuevo, lo diferente, es poco  versátil e inflexible. En cualquiera de los dos aspectos en desequilibrio habrá descontento, excesos e insatisfacción.

Amamos en la medida de un dígito 6 equilibrado o no. Amamos buscando el equilibrio, bienestar y la armonía en nuestra vida, la familia, el  hogar, la sociedad .  Un 6 ocupado en exceso nos indica un un modo de amar mal entendido, plagado de celos, posesividad, entrometimiento y sobreprotección, un amor que pone condiciones, casi castrador. Un dígito 6 en carencia, es un modo de amar  pesimista, con miedo al rechazo y al sufrimiento, poca confianza en las capacidades materna o paterna, siendo la parte emocional y sentimental el punto de debilidad . En cualquiera de los dos aspectos en desequilibrio habrá miedo a la soledad o a asumir responsabilidades afectivas, miedo al rechazo y dificultades en el manejo de situaciones afectivas.

Sentimos, hablamos, pensamos, amamos  y nos manifestamos según somos…

Autora: Diana Karina Prevende, Numerología Intuitiva © – AlmaNumérica ©

Si querés conocer por qué te manifestás como te manifestás, no dudes en encaragar tu Informe Personal o tu Consulta

Deja un comentario